lunes, septiembre 17, 2007

Carbón / Diamante

Un diamante es un trozo de carbón
que se aferró a su trabajo y triunfó bajo presión.


Nuestra oración diaria debe ser: «Señor, dame la determinación y tenacidad de la mala hierba». Se ha dicho que un gran roble es sólo una pequeña bellota que se mantuvo firme. «De todas manetas, estos problemas y estos sufrimientos nuestros son pequeños y no se prolongarán demasiado. Y este breve y momentáneo período de tribulación redundará en abundantes y eternas bendiciones de Dios para nosotros» (2da Corintios 4:17, La Biblia al día). Muchos agarramos las oportunidades, pero las soltamos muy pronto.

Don B. Owens, Jr. lo dijo muy bien: «Muchos fallan en la vida porque creen en algo adagio: “Si no tienes éxito en algo, prueba con otra cosa”. Pero el éxito elude a los que siguen tal consejo. Los sueños realizados son de quienes se aferraron a sus metas. Rechazaron el desaliento. Jamás dejaron que la desilusión venciera. Las dificultades sólo los estimularon a esforzarse más». Le juzgarán por lo que termine, no por lo que comience. Si no ve resultados inmediatos, no se preocupe. Dios no paga semanalmente sino al final.

Todos los grandes logros requieren tiempo y tenacidad. Persevere porque quizás la última llave del llavero sea la que abra la puerta. Luchar por un Segundo más que la competencia le convierte en ganador. Sea famoso por terminar tareas importunes y difíciles.

Si en algún momento se siente tentado a detenerse, piense en Brahms, quien dedicó siete largos añas a componer su famosa canción de cuna porque solía dormirse en el piano… no, estoy jugando, pero sí le llevó siete años. Estoy de acuerdo con Woodrow Wilson cuando dijo: «Prefiero fracasar en una causa que a la larga tendrá éxito, que tener éxito en una causa que a la larga fracasará». El noventa por ciento de los fracasos se debe a personas que se dan por vencidas muy pronto. «No nos cansemos, pues, de hacer el bien; porque si lo hacemos sin desmayar, cosecharemos ricas bendiciones» (Gálatas 6:9, La Biblia al día). Necesitamos el martillo de la persistencia para clavar el clavo del éxito.

Muchos que fracasaron no percibieron lo cerca que estaban del éxito cuando se dieron por vencidos. Harriet Beecher Stowe escribió: «Cuando se vea en un aprieto y todo va en su contra hasta el punto que siente que no puede aguantar ni un minuto más, nunca se dé por vencido porque es en ese preciso momento y lugar que las cosas cambiarán».

Siempre descubrirá la oportunidad al ser persistente en las posibilidades. Al buscar la definición de la palabra éxito, descubrimos que significa «fin o terminación de un negocio». Cualquier diamante le dirá que sólo es un trozo de carbón que se aferró a su trabajo y triunfó bajo presión.

El camino al éxito va cuesta arriba, así que no piense que superará alguna marca. La impaciencia es costosa. Cometerá sus mayores errores por ser impaciente. La mayoría fracasa por la impaciencia. No pueden unir el principio con el final.

«El alma decidida hará más con una llave inglesa oxidada que lo que un vago puede realizar con las herramientas de un taller mecánico», dijo Rupert Hughs. El poder para resistir a pesar de todo, de perseverar, es la cualidad de los ganadores.

6 comentarios:

Ulysses dijo...

Hola: El diamante es solo carbono. Solo que es el material mas duro que existe, es cierto el poder para resistir y perseverar nos hará ganadores.
Saludos

Rocío dijo...

Ulysses: Gracias por la visita. Me alegra que te haya gustado la reflexión.

TRuLy dijo...



"El poder para resistir a pesar de todo, de perseverar, es la cualidad de los ganadores."


Esto es muy cierto :)


Un besito! me gusto mucho el post,
gracias por la visita..
Nos estaremos leyendo...


Pasión dijo...

Post muy interesante, resistir nos hace cada vez más fuertes y la vez aprendemos cada vez más
Saludos, volveré por aqui

La Revolución de las Costillas dijo...

"Ex" Hada Morena, qué bueno que sigamos en contacto. Ya rectifiqué tu link en mis favoritos.

Tu post me llega en el momento preciso.

Cariños,
K

Rocío dijo...

Cotestando:
Truly: Espero sigamos en contacto.

Pasión: Bienvenido/a, me alegra que te haya gustado la reflexión.

Revolución Costillas: Igual me puedes seguir diciendo hada... no me molesta. Y que bueno que el "post" haya sido de bendición para tu vida. Un abrazo grande linda ♥